Blog

Instalación de baterías simples o dobles en equipos redundantes. Cuando adoptar

Instalación de baterías simples o dobles en equipos redundantes. Cuando adoptar
03 ago 2018

En instalaciones de gran responsabilidad se suelen montar equipos redundantes trabajando en paralelo al 50 % cada uno, de forma que si uno falla el otro pueda asumir el 100 % del consumo y la instalación siga alimentada normalmente. Otra posibilidad es colocar varios equipos de forma que la suma de las potencias, permita la parada de uno de ellos y que los demás asuman el 100% del consumo a suministrar.

La cuestión entonces es decidir si instalamos una batería para cada equipo o una batería común para todos ellos

Evidentemente si instalamos una batería común, toda su energía se puede utilizar en los equipos disponibles, mientras que si instalamos una batería a cada equipo, cuando un equipo falle su batería no tiene uso y no se puede utilizar.

La respuesta pasa por considerar las características constructivas de las baterías de plomo y las de NiCd y los problemas que se derivan de las mismas.

Las baterías de plomo están formadas por placas que se sueldan en paralelo al peine y este a su vez se suelda al borne. Y lo mismo para el otro polo. Si alguna de esas soldaduras quedo con un punto frio, tiene menos sección. Y si el electrolito va haciendo disminuir la sección (por corrosión) resulta que en condiciones normales de funcionamiento la batería trabaja correctamente, pero cuando le pides una punta de corriente (por ejemplo al intentar arrancar un motor térmico) se produce una gran densidad de corriente por cm2 en ese punto, que origina una fusión del material y por tanto la batería se corta.

En las baterías de NiCd todos estos componentes internos están construidos directamente por acero inoxidable o por material conductor recubierto electrolíticamente, de forma que no se puede corroer y no se puede producir ese corte por una punta de corriente.

Por lo tanto, si vamos a instalar baterías de plomo, recomendamos una batería por equipo, y si una se corta, quedan funcionado las demás.

baterías sin compartir

Si vamos a instalar baterías de NiCd recomendamos una batería común, para poder utilizar toda la capacidad instalada incluso si falla una unidad de electrónica de potencia.

baterías común

Un detalle practico a considerar en el caso de usar baterías centralizadas es la recarga de las mismas.

Si hay dos equipos y cada uno recarga el 50 %, está claro que en caso de fallo de un equipo la carga tardara el doble, pero funcionara. Lo que no se puede dejar es que la batería recargue al 200% (recientemente hemos suministrado un sistema en el cual si una maquina informa de fallo, la otra aumenta la corriente de batería al doble)

Otra historia es el típico juego de cargar el NiCd a C10 como si fuera plomo, aunque tolera perfectamente el C5.

NOTA: antiguamente (y actualmente en proyectos copiados y pegados) cuando la electrónica de control era analógica y menos precisa, era habitual conectar los equipos redundantes en bascula. Un equipo estaba parado y el otro funcionaba, nándose cada cierto tiempo. El criterio para la disposición de las baterías seria el mismo que en el caso descrito anteriormente en cuanto a elegir batería centralizada o individual, pero hay que considerar que solo carga uno a la vez, es decir que hay que considerar la carga nominal

NOTA: este comentario está dirigido a sistemas de alimentación ininterrumpida (la batería alimenta el inversor) o de corriente continua (con la batería conectada a través del rectificador)

Rodrigo Suárez Cueto

Comentarios
No dudes en comentar y preguntar cualquier consulta que quieras hacernos, procuraremos responderte lo antes posible. Debes tener en cuenta que todos los comentarios serán moderados, por lo que no se publican inmediatamente.
Diseño web :: ticmedia.es I Powered by: nesic