Blog

Consideraciones prácticas para elegir una bancada de batería.

Consideraciones prácticas para elegir una bancada de batería.
09 abr 2018

Evidentemente la consideración imprescindible es que la bancada quepa dentro de la sala donde la queramos ubicar. Además deberemos prever el sentido de apertura de la puerta, pasillos de al menos 80 cm de ancho, y espacio para la ducha lava ojos.

El primer paso es obtener son las dimensiones y pesos de cada elemento de batería.

Según el fabricante (Ver https://www.norwatt.es/archivos/productos/pdf/baterias_plomo_estacionarias_gnb_classic_opzs_es.pdf) cada elemento 14OPzS1750 mide: 836 MM de alto y 212 x 277 mm de base (ver pag 4) y pesa con electrolito 114 Kg.

Peso ->Nuestra batería pesara 114 Kg x 57 Ele = 6.669 Kg, más el peso de la bancada que elijamos. El responsable de obra civil determinara en función de las características del suelo, y el número y dimensiones de patas de la bancada, si es preciso reforzar el suelo, si hay que instalar un zócalo o si es sufriente la instalación actual. (mucho cuidado con los suelos técnicos)

Especialmente hay que contemplar que no se produzcan fisuras o deformaciones alrededor de las patas en caso de existir algún tipo de recubrimiento antiácido o aislante en el suelo de la sala

Disposición -> en la Pag 5 del catálogo mencionado se ve que la disposición prevista para ese elemento son 277 mm de fondo y 212 de frente.

En una sala amplia, los elementos se pondrían a la misma altura en filas de dos (doble fila de 15 elementos cada una) dejando 10 mm entre ellos. Así que de largo al menos  15 x 222 = 3,33 m. Y de ancho al menos  277 x 2 = 554 mm mas 10 mm de separación son = 0,56 m. Evidentemente las dimensiones reales finales dependen de cada fabricante de bancadas u la solución constructiva adoptada, pero ese sería el tamaño mínimo.

Es decir necesitamos 2 bancadas de 3,33 x 0,56 m útiles y en medio al menos un pasillo de 0,8 m. Si solo vamos a poner un pasillo central  (y las dos bancadas de baterías contra las paredes) entonces deberíamos poner la fila de tras más alta que la de adelante, a fin de poder ver el nivel de electrolito a la hora de rellenar.

Si no disponemos de ese espacio habrá que colocar un bloque encima de otro (ojo entonces al peso y las patas) dejando un espacio mínimo de 20 cm para acceder a los elementos traseros inferiores. Estas disposiciones se utilizan solo cuando no hay más remedio porque plantean problemas de montaje: elevar e instalar elementos de 117 Kg cada uno, que son frágiles (las inercias de elemento suspendidos son importantes) y posteriores de mantenimiento, porque suelen obligar a usar escaleras para llegar a los elementos traseros superiores

Un caso aparte son las bancadas antisísmicas. Se utilizan para asegurar el correcto funcionamiento de la batería en caso de seísmo. Lo primero es saber en que zona sísmica se va a instalar la batería, para saber que aceleración tiene que soportar. Con ese dato podemos suministrar una bancada que sujeta lso elementos entre si, de forma que si se mueven lo hagan como un conjunto sin romper las conexiones.

Generalmente se suministran con un certificado de tipo. Es decir, el fabricante certifica que todas las unidades q ue suministra de un cierto modelo son iguales que una unidad que en su día probo. Como opción a lo anterior se puede ofertar con certificado de unidad . Se trata de montar en un laboratorio de vibración la batería y la bancada concreta a suministrar y el laboratorio emite un certificado concreto. Son pruebas extraordinariamente caras que no se suelen hacer admitiéndose el certificado de tipo.

Rodrigo Suárez Cueto

Comentarios
No dudes en comentar y preguntar cualquier consulta que quieras hacernos, procuraremos responderte lo antes posible. Debes tener en cuenta que todos los comentarios serán moderados, por lo que no se publican inmediatamente.
Diseño web :: ticmedia.es I Powered by: nesic